Por Raúl Ramos Bendicho. Abogado de Gabinete Cimbra.

Cada día que pasa conocemos nuevos datos acerca del caso VW-AE 189, sobre los vehículos del Grupo Volkswagen trucados. También nos llega múltiple información relativa a qué hacer o las consecuencias que va a tener el engaño.

Sin embargo es preciso poder arrojar algo de luz a algunas de las preguntas que los afectados por el ya famoso motor VW se hacen y nadie les da una respuesta.

En la primera parte ya anticipábamos qué posibilidades de reclamación existen y por qué reclamar.

Sin embargo nos planteamos nuevos escenarios:

 

Si a Volkswagen se le exige devolver al Estado el PIVE, ¿puede la marca alemana repercutir al comprador esta cantidad?

Rotundamente NO. El Ministro de Industria, Energía y Turismo hacia estas declaraciones el 23 de septiembre de 2015:

 

Asimismo el pasado 29 de septiembre el Ministro afirmaba que había procedido a comunicar al Grupo Volkswagen que los vehículos que estuvieran afectados por el “motor trucado”, no se venderían en España. Cuando se le preguntaba acerca de las ayudas (PIVE) que habría recibido VW, D. José Manuel Soria López contestaba que de la ayuda total, lo que percibía el consumidor (1.000 euros) NO se le iban a reclamar, mientras que sí que se haría a la empresa (VW). Admitía que a la marca no le parecía mal que se le solicitase esta devolución. La responsabilidad de los consumidores es nula y han sido engañados, por lo que nada puede reclamar el Gobierno a estos.

Lo que queda claro es que el Gobierno no reclamará el PIVE a los compradores. Pero ¿podría VW hacerlo? La respuesta sigue siendo negativa. Nunca podrá el grupo alemán solicitar la devolución de dicha ayuda, dado que los consumidores han sido engañados y nunca supieron que compraban un vehículo que no cumplía con la normativa vigente. Es ahora cuando el Sr. Soria y su equipo de Gobierno están estudiando la manera de reclamar esos importes.

NOVEDADES (02/10/2015). Parece ser que finalmente VW no tendría que devolver estas ayudas (PIVE) al Gobierno dado que las emisiones que se verían alteradas no se correspondían con las de CO2 sino que serían de óxido de nitrógeno (NOX). Por lo tanto los elementos que se verían alterados por el software manipulado no afectarían a las condiciones para recibir la ayuda estatal. Siendo así, VW habría cumplido con los requisitos para beneficiarse de dichas cantidades pese a haber manipulado sus coches. Así lo declaraba el Ministro de Industria, Energía y Turismo haciendo referencia a una reunión que habrían mantenido este y representantes de la marca bávara el 1 de octubre. .

 

¿Y puedo reclamar una indemnización si con la actualización gratuita que me hará VW no pierdo prestaciones ni agrado de uso?

La respuesta y solución a esta pregunta es compleja y puede dar lugar a distintas interpretaciones. El software actualizado no comprende la tecnología prometida por VW, dado que el coste real de implantarlo a los vehículos afectados debería de ser ínfima (suponiendo que se trate de actualización a nivel electrónico) y bien podría haberlo hecho en su momento, por lo que exigiríamos la implantación de elementos físicos que sí que justificaran ese plus de precio que se pagó, o bien una compensación.

En principio, una de las razones por las que un particular podría sentirse estafado y afectado sería la pérdida de caballaje (habría que hacer una prueba en “banco de potencia” antes y después de la actualización. O bien directamente probarlo solo después y compararlo con los cv declarados por la marca). Sin embargo, y suponiendo que no existiera tal circunstancia, aún quedaría la posibilidad de reclamar por el hecho de que prometieron una tecnología y sistemas para evitar la contaminación que nunca implantaron y que los compradores sí que pagaron en el momento de la compra, tal y como describíamos en la parte primera.

 

¿Tiene los mismos derechos el primer propietario y los posteriores?

Pese a poder reclamar una indemnización cualquier propietario de un vehículo afectado, entiendo que no lo podrá hacer por los mismos conceptos un primer propietario con respecto a uno segundo o posterior.

El primer propietario podrá reclamar, en el caso de que como consecuencia de la actualización se pierdan prestaciones o agrado de uso, por dicho menoscabo y además por la tecnología que VW nunca puso para contaminar menos y que suponía una parte del precio total.

El segundo propietario tan solo podría reclamar a VW por la pérdida de potencia que aparezca como consecuencia de la llamada a revisión de su coche. No así por el precio que le supuso al primer propietario el coste de la tecnología inexistente. Y unido a esto, podríamos plantearnos que fuera el primer propietario el que pudiera seguir reclamando una indemnización por la ausencia de elementos que impidieran la contaminación y que supusieron un coste dentro del precio de venta del coche.

 

¿Puedo pedir que me “arreglen” el coche en lugar de reclamar una cantidad de dinero?

Realmente lo que podríamos pedir sería que instalaran en mi vehículo los elementos físicos y de software que hubieran impedido la contaminación, manteniendo la misma potencia y agrado de uso. Como ya hemos indicado, la actualización del software (con pérdida de alguna de las características citadas) no conlleva que la marca bávara haya cumplido con lo que prometió cuando vendieron el coche y dado que podemos querer el mismo vehículo, con los mismos cv y sin modificar su software, exigiríamos que o bien instalaran los elementos que debería de haber llevado mi vehículo si hubiera cumplido con la Ley o, si resulta demasiado costoso para la marca, que me indemnicen económicamente.

A lo que sí que estará obligado el propietario de un vehículo afectado, será a pasar la actualización del software (o bien la instalación de elementos que impidan dicha contaminación).

 

Reclamar al concesionario o a la marca.

Como afectado, puedes reclamar a ambos, a uno de ellos o a ninguno. No obstante lo más lógico sería solicitar la indemnización a la marca dado su mayor poder económico, siendo además la responsable directa del “trucaje”.

 

Las nuevas comunicaciones de las marcas. Vehículos afectados.

Sin poder saber a ciencia cierta qué vehículos están realmente afectados, cada día que pasa aumentan y se centran los afectados.Alemania ha dado a VW un plazo hasta el 7 de octubre para que presente una lista concreta de coches implicados e incluso una posible solución viable. Tanto Audi como Skoda han reconocido haber montado estos motores fraudulentos en sus modelos (EA 189). Estaríamos hablando desde el caro Audi a6 o Q5 hasta el más modesto Audi A1. También Skoda podría tener entre sus afectados a los “superventas” Octavia y Fabia entre otros. Además Seat ya reconoció anteriormente haber vendido modelos con este motor (Ibiza, León…). Todo el Grupo Volkswagen parece estar afectado, excluyendo obviamente a las todo poderosas Bentley o Lamborghini.

 

Actualización (03/10/2015). La marca española Seat, perteneciente al Grupo Volkswagen ha puesto a través de su página web un número de teléfono gratuito para resolver dudas acerca del caso VW-AE 189 (900 180 361) así como un «verificador» de vehículos afectados a través del número de bastidor.

 

Próximamente abordaremos qué hacer si has pagado una señal de tu coche y está afectado, si caben devoluciones de productos y cuándo, o cómo valorar las indemnizaciones que puedes pedir. También qué derechos te amparan si has pedido un préstamo para comprar tu VW, Seat, Skoda o Audi y te han paralizado la entrega del vehículo.

Gabinete Cimbra te asesora.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies