Pasos que debes seguir para reclamar tu cláusula suelo

Por Paula Gracia Ibáñez & Abogada en Gabinete Cimbra

Situación actual

Ya son muchos los afectados por la aplicación de la cláusula suelo en sus contratos de hipoteca. Sin embargo, a día de hoy muchas personas desconocen si tienen una cláusula suelo en su escritura de préstamo o las consecuencias que tiene en el pago de la hipoteca.

A través de esta publicación queremos describir brevemente los efectos que ha tenido (y sigue teniendo) la cláusula suelo en el pago de la hipoteca, así como las medidas a adoptar en caso de que se desee reclamar la nulidad de la misma.

¿Clausula suelo: cómo afecta al pago de mi hipoteca?

Cuando firmamos un contrato de hipoteca con el banco nos comprometemos a pagar la cuota y unos intereses mensuales. En lo que respecta a los intereses, en la mayoría de los casos los bancos fijan lo que se denomina un tipo de interés variable. Como su nombre indica, este tipo de interés varía en función de las oscilaciones que presenta el Euribor.

Durante el pico de la burbuja inmobiliaria (en concreto en el año 2008) el Euribor llegó a estar en 5,4 puntos porcentuales, razón por la cual los intereses subieron considerablemente y durante esa época se pagaba más cuota de hipoteca. No obstante, una vez estalló la crisis económica el Euribor se desplomó, llegando estar actualmente en -0,1 puntos porcentuales.

Dado que los intereses pactados con nuestro banco son variables lo lógico hubiese sido que, al mismo tiempo que descendió el Euribor, nuestros intereses lo hicieran también. Sin embargo, como consecuencia de la aplicación de la cláusula suelo, nunca se dejó de pagar intereses por debajo del límite fijado en la cláusula (diferente en cada caso).

A modo de ejemplo: si en nuestra escritura de préstamo se establece que el tipo de interés nunca será inferior al 3%, entonces seguiremos pagando una cantidad mucho más alta de intereses con independencia de que el Euribor, a día de hoy, sea negativo. No sólo hemos estado pagando intereses de más desde que el Euribor fue inferior al 3%, sino que cada mes que pasa el Euribor sigue cayendo y seguimos pagando más intereses como consecuencia del tope que impone la cláusula suelo.

¿Cláusula suelo: cómo la reclamo?

Una vez analizados los efectos que tiene la cláusula suelo es recomendable reclamar su eliminación al banco y, ante la negativa de éste, solicitar ante los tribunales la nulidad de la misma.

Dependiendo del banco que se trate nos podemos encontrar con diferentes propuestas. No obstante, una de las alternativas más comunes que ofrecen los bancos es el contrato de novación de préstamo hipotecario. Suele ser habitual que el banco ofrezca al consumidor una novación del préstamo hipotecario en la que se elimine o rebaje la cláusula suelo del contrato. A cambio, los consumidores firman una renuncia a tomar todo tipo de acciones legales. Con la firma de estos acuerdos las entidades bancarias consiguen dos cosas: (i) que el consumidor no reclame todos los intereses que ha pagado de más desde que empezó a pagar hipoteca (y en algunos casos que los siga pagando pero en menor cantidad) y (ii) que renuncien a tomar todo tipo de acciones legales contra los bancos.

Es importante que las personas afectadas entiendan que, aunque hayan firmado estos acuerdos, la renuncia a la toma de acciones legales no es válida y puede solicitarse la nulidad de la misma y así lo ha resuelto la Audiencia Provincial de Zaragoza e incluso nuestro Tribunal Supremo.

Si has estado pagando intereses de más como consecuencia de la aplicación de la cláusula suelo, en Gabinete Cimbra te asesoramos sobre los pasos que debes tomar y las posibilidades que tienes de recuperar tu dinero.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies